Etiquetas

Expresamos nuestro apoyo a las demandas del movimiento estudiantil  en cuanto a la necesidad de una reforma profunda al sistema educacional chileno en que el Estado  garantice la inclusión,  equidad y  calidad. Asimismo, rechazamos la idea del lucro como principio y fin de la educación.

Ante la toma del Campus Oriente, queremos solicitar a las autoridades que impidan con toda su voluntad el desalojo, en cuanto este  es  una medida que pone en riesgo la integridad de los estudiantes y aumenta el clima confrontacional: no existen los desalojos pacíficos.

Del mismo modo, invitamos a los estudiantes de Campus Oriente a que consideren la propuesta de sus profesores y autoridades universitarias de transformar la toma en jornadas de diálogo, debate y reflexión, esto no solo evitaría la medida de fuerza que es el  desalojo sino que permitiría la inclusión de todos los estamentos en la discusión, enriqueciendo los resultados.

Como hace pocos días expresara el Rector Emérito Fernando Castillo Velasco podemos considerar que “Tal vez la universidad con todas sus estructuras, con todos sus programas, con toda su inteligencia no alcanza a tener el valor humano que tienen los jóvenes… las hazañas que van a lograr”

Estamos en un momento excepcional donde la disposición al desarrollo de la vida de comunidad es fundamental y la toma del Campus Oriente nos plantea una significativa oportunidad para crear un clima nuevo basado en el pluralismo, la responsabilidad y la solidaridad de quienes formamos la Universidad Católica que sirve a Chile.

Santiago, 13 de agosto de 2011

Anuncios