Declaración ante la huelga del Sindicato Clínica UC San Carlos y hechos ocurridos en Celebración del Día del Funcionario

A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA:

La violenta interrupción del acto de celebración del día del funcionario, la mañana del viernes 1 de agosto en el Campus San Joaquín, nos parece grave, lamentable e inaceptable. Se trata de una situación en la que se han perdido las normas de respeto básico y se ha ofendido seriamente a la comunidad universitaria, incluyendo a las autoridades de la U.C. y muy especialmente a los trabajadores de ella.

Cualquier forma de violencia nos parece condenable e injustificable, dañina para la vida de una comunidad y ciega en sus posibilidades de lograr entendimiento y convivencia en un marco de respeto y justicia, que es otro nombre de la paz.

Consideramos ineludible para quienes somos académicos de esta Universidad preguntarnos dónde y por qué se originan estas formas de violencia; reflexionar sobre las responsabilidades compartidas en la generación de una escalada en un conflicto laboral que no parece haber sido conducido adecuadamente por todas las partes involucradas, plantearnos de qué manera podemos contribuir a la compresión de lo que está en juego en ese conflicto puntual y, de manera más amplia, cómo entendemos nuestra comunidad y sus formas de convivencia.

Para quienes trabajamos en la UC es una obligación moral no ser indiferentes ante lo que le sucede a otros trabajadores de esta misma universidad, hacer un esfuerzo por comprender las razones de este conflicto y por qué se ha radicalizado.

Hay muchas preguntas, demandas legítimas y urgentes que parecen no haber recibido la debida atención y que en cierto modo han sido silenciadas. La opción por la violencia y el cierre al dialogo sólo perjudica la búsqueda de un trato fraternal, solidario y justo en la solución de ese conflicto. Radicaliza posiciones sin ofrecer propuestas sólidas, perjudica e impide el desarrollo del dialogo y establece un pésimo precedente al perderse el respeto, esencial para una convivencia honesta y sincera.

La comunidad universitaria, a través de varios sindicatos, estudiantes y profesores, solidarizamos con la causa de los trabajadores de la Clínica de San Carlos y esperamos que se avance con prontitud para solucionar una prolongada huelga que angustia a más de trescientas familias de nuestra comunidad. Es propio de la vida de comunidad que se generen desacuerdos y conflictos, pero también lo es que seamos capaces de empeñarnos en solucionarlos en conjunto, con generosidad y respeto mutuo.

Junto con condenar decididamente la agresión a las autoridades y funcionarios de la UC, queremos plantear como un desafío común e ineludible una reflexión sobre la génesis de estas acciones que hemos condenado.

Es el momento de invitar a las autoridades y a los trabajadores involucrados a plantear una revisión de los dichos, los actos y las omisiones que se han dado en el desarrollo de esta huelga que se alarga preocupantemente. No es un problema de un grupo sino de todos nosotros, que conformamos un cuerpo, una comunidad que comparte valores y que desea seguir creciendo junta.

Es necesario comprender que en estos actos violentos se expresa un síntoma de la desesperación y la angustia que una huelga prolongada genera, y más aún cuando hay acusaciones de malas prácticas que desconciertan y contribuyen a que crezca la desconfianza mutua.

Esperamos que los trabajadores puedan legítimamente defender sus derechos y plantear sus puntos de vista y demandas, con garantías y sin temores, pudiendo expresarse con libertad y la confianza de quién se siente respetado y comprendido. También esperamos que las autoridades de la universidad atiendan este conflicto con prontitud y con voluntad de comprensión del conjunto de demandas que no solo tienen que ver con dinero sino con las formas de reconocimiento e integración a la vida de la universidad.

La experiencia vivida hace cerca de dos años en otro conflicto en el sector de salud parece haber enseñado poco y consideramos que en esta oportunidad no podemos dejar de hacer aprendizajes y pensar en convertir este hecho lamentable en un punto de inflexión.

Proponemos iniciar un dialogo laboral al interior de la universidad en el que participen todos los miembros de nuestra comunidad, permitiendo que se reorienten las relaciones laborales, apuntando a la recuperación de la confianza, la transparencia y el respeto mutuo. Se trata de una propuesta que se funda en la riqueza que nuestra universidad tiene en su interior, que valora la diversidad y la multiplicidad de miradas, evitándonos así el actuar reaccionando frente a coyunturas, generando políticas y prácticas que permitan una vida mejor en nuestra comunidad, fundada en los valores que la sostiene y que explicita su declaración de principios.

Académicos UC

Francisco Albornoz, Escuela de Teatro

Lorena Amaro, Instituto de Estética

Soledad Aravena, Facultad de Letras

Macarena Baeza, Escuela de Teatro

Waldo Bustamante, Escuela de Arquitectura

Javier Cancino, Escuela de Diseño

Rodrigo Cánovas, Facultad de Letras

Francisco Chateau, Escuela de Arquitectura

Mauricio Cortes, Instituto de Música

María José Cot, Instituto de Historia

Felipe Court, Facultad de Ciencias Biológicas

Rodrigo del Río, Facultad de Química

Rodrigo de la Iglesia, Facultad de Ciencias Biológicas

Alejandro Durán, Escuela de Diseño

Lucrecia Enríquez, Instituto de Historia

Eduardo Fermandois, Instituto de Filosofía

Luis Flores, Facultad de Educación

Valerio Fuenzalida, Facultad de Comunicaciones

Daniel Gallo, Escuela de Teatro

Eugenio Garcés, Facultad de Arquitectura

Sebastián Gray, Facultad de Arquitectura

Margarita Greene, Facultad de Arquitectura

Andrés Grumann, Escuela de Teatro

Rebeca Guzmán, Facultad de Teología

Cristián Hodge, Facultad de Teología

Ximena Illanes, Instituto de Historia

Maria Rosa Lissi, Escuela de Psicología

Pablo Marquet, Facultad de Ciencias Biológicas

Paula Miranda, Escuela de Trabajo Social

Juan de Dios Ortúzar, Escuela de Ingeniería

Rodrigo Pérez de Arce, Facultad de Arquitectura

Carlos Portales, Escuela de Administración

Gerardo Pulido, Escuela de Arte

Rolando Rebolledo, Facultad de Matemáticas

Alfredo Riquelme, Instituto de Historia

Horacio Rivera, Escuela de Construcción Civil

Claudio Rolle, Instituto de Historia

Gabriela Rubilar, Escuela de Trabajo Social

Cristian Salas, Facultad de Química

Olaya Sanfuentes, Instituto de Historia

Daniela Serra, Instituto de Historia

Mike van Treek, Facultad de Teología

Ignacio Villegas, Escuela de Arte

Pablo Whipple, Instituto de Historia

Reunión Informativa huelga Sindicato de Salud UC

En relación a la huelga que sostiene el Sindicato de Salud UC, varios académicos han manifestado la necesidad de contar con información de primera mano sobre el actual proceso de negociación colectiva. Por ello, el día viernes 23 de noviembre de 09:30 a 10:30 am se realizará una reunión informativa que contará con la presencia del presidente de la asociación de Sindicatos UC, Sr. Iván Mezzano y el presidente del sindicato de trabajadores profesionales de la UC, Sr. Delfín Levicoy.
La reunión tendrá lugar en la sala FT-102 del Campus San Joaquín (patio de teología).

Todas las personas que deseen informarse y plantear sus inquietudes están cordialmente invitadas.

Declaración Pública Académicos Escuela de Psicología, Pontificia Universidad Católica de Chile

Esta semana el Centro de Estudios para el Derecho y la Ética Aplicada (CEDAP”UC) en conjunto con la ONG ISFEM, organizaron el seminario «No Discriminación: sus Alcances en la Educación», cuyos expositores sostienen una lectura de la homosexualidad como una patología. A raíz de ello, se han suscitado movilizaciones de grupos contra la discriminación, así como una polémica sobre la homosexualidad, de la que como psicólogos, académicos y docentes de la Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, no podemos dejar de participar, y por ello planteamos:

1. Nos parece relevante señalar que afortunadamente nuestra disciplina, la psicología y la psiquiatría han ido avanzando en su sofisticación diagnóstica, orientada al bienestar de las personas que tienen sufrimiento psíquico y/o relacional. Como parte de ese desarrollo, desde 1974 la homosexualidad y lesbianismo fueron eliminados de la categoría de trastornos psiquiátricos, de los referentes más relevantes del diagnóstico a nivel mundial, como el DSM (Manual de diagnóstico y estadístico de enfermedades mentales). De allí en adelante, no solo resulta imposible asignar la categoría de patología, sino desarrollar una terapia reparatoria para una patología inexistente, que además a nivel internacional ha sido considerada como una práctica que atenta contra los derechos y el respeto a la identidad del consultante en psicoterapia.

2. Por lo anterior, no podemos sino rechazar el uso y abuso de nuestra disciplina, la psicología, y de la herramienta de la psicoterapia, para desarrollar prácticas discriminatorias, alejadas del consenso científico, del bienestar social y de los derechos de las personas. Nos parece imprescindible y un aporte académico y social, realizar actividades académicas que favorezcan el desarrollo de prácticas de buen trato, tolerancia y respeto a la diversidad, y por lo mismo, pensamos que actividades académicas que legitimen o faciliten prácticas discriminatorias son ajenas y reñidas con el espíritu de nuestra universidad.

3. Llamamos a respetar la diversidad de identidades y a rescatar la importancia del rigor científico en las actividades que se organicen al alero de la Universidad. Creemos en nuestra responsabilidad, como profesionales de ayuda al sufrimiento de las personas y como docentes universitarios, de apoyar acciones que mejoren nuestra convivencia social desde el aula universitaria.

Suscriben esta carta los siguientes académicos de la Escuela de Psicología de la P. Universidad Católica de Chile:

Marcela Aracena

Claudia Araya

Ana María Arón

Christian Berger

Claudia Cerfogli

Marcela Cornejo

Carlos Cornejo

Cristián Cortés

Diego Cosmelli

Patricio Cumsille

Pablo de Tezanos-Pinto

Paula Errázuriz

Chamarrita Farkas

Candice Fischer

Regina Funk

Valeska Grau

Eliana Guic

Andrés Haye

Andrea Jaramillo

Mariane Krause

Edmundo Kronmuller

María Rosa Lissi

Vladimir López

Jorge Manzi

María Loreto Martínez

Neva Milicic

Verónica Monrreal

Germán Morales

Marcia Olhaberry

Marcela Peña

David Preiss

Paula Repetto

Diana Rivera

Ricardo Rosas

María Pía Santelices

Judith Scharager

Christian Sebastián

Dariela Sharim

Katherine Strasser

María Paz Tagle

Nerea Aldunate

Sebastián Alomar

Carolina Altimir

Carolina Besoain

Juan Carlos Castillo

Enrique Chía

Juan Eduardo Cortés

Ana María Daskal

Camila del Solar

Ximena Faúndez

Alfredo Gaete

Gonzalo Gallardo

Jorge Gissi

Pablo González

Susana González

Ramiro González

Iván Grudechut

María de los Ángeles Herane

Bernardita Justiniano

María Consuelo Martínez

Sebastián Medeiros

Rodrigo Morales

Carmen Olivarí

Alejandro Reinoso

Catalina Santa Cruz

Macarena Silva

Sandy Taut

Marcela Tenorio

Alex Torres

Nelson Valdés

Daniela Zajer

Claudio Zamorano

Santiago, octubre 2012